C√°ncer de piel: Cinco se√Īales que no hay que ignorar

Fecha : 23/01/2024
‚ÄĘ Ante la creciente exposici√≥n solar en verano, especialistas advierten sobre signos de alarma cruciales que podr√≠an dar indicios de esta patolog√≠a.
 

Con la llegada del verano, la preocupación por la incidencia del cáncer de piel vuelve a surgir en nuestro país. Las altas temperaturas y los niveles intensos de radiación registrados, agravados por los efectos del cambio climático, sitúan a esta patología en el centro de la atención médica, sobre todo considerando que, en los últimos 10 años (2012-2022), se ha observado un aumento del 40% en las muertes asociadas a esta enfermedad, según datos del Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS) del Ministerio de Salud.

En este sentido, el doctor Juan Pablo Miranda, oncólogo encargado de la Unidad de Investigación del Instituto del Cáncer de RedSalud, destacó que, en esta temporada del año, se incrementa el riesgo de desarrollar cáncer de piel, principalmente, por la exposición prolongada a la radiación ultravioleta (U.V.), que aumenta la vulnerabilidad de la piel y eleva la aparición de afecciones cutáneas.

“Hoy las estadísticas señalan que nueve de cada diez personas con cáncer de piel lo desarrollan debido a la sobreexposición al sol, conducta frecuente especialmente en esta temporada. Por tanto, la detección temprana y la prevención por parte de las personas juegan un papel crucial”, subrayó Miranda.

En este contexto, enfatizó que la manera más sencilla de evitar la exposición excesiva a los rayos ultravioleta es mantenerse alejado del sol y buscar la sombra siempre que sea posible: “Aunque, durante el verano, aumenta la exposición al sol, es fundamental recordar que, a lo largo de todo el año, estamos expuestos a los rayos ultravioletas, ya que factores climáticos como la nubosidad no reducen por completo la incidencia de la radiación”.

CÁNCER DE PIEL Y SIGNOS DE ALARMA
Actualmente, el cáncer de piel se divide en tres tipos, los más comunes son el carcinoma basocelular y el carcinoma espinocelular, los cuales tienen altas probabilidades de curación. El tercer tipo, y el más complejo en su tratamiento, es el melanoma que, según el especialista, es el más peligroso y causa la mayor cantidad de muertes.

Cualquier persona puede tener cáncer de piel, pero las personas con ciertas características están en mayor riesgo: Piel clara; piel que fácilmente se quema, enrojece o le salen pecas o que bajo el sol se siente adolorida; ojos azules o verdes; cabello rubio o pelirrojo; cierto tipo de lunares o numerosos lunares; antecedentes familiares y personales de cáncer de piel, así como edad avanzada.

El oncólogo del Instituto del Cáncer de RedSalud describió cinco señales de alarma a las que se debe prestar atención:

• “Lunares” o manchas nuevas: No todas las lesiones nuevas que nos aparecen en la piel son lunares y es importante conocer las diferencias, ya que “es muy frecuente que las personas confundan los lunares con lesiones de la piel”, aseguró el especialista.

• Cambios en lunares existentes: “Un método que ayuda a identificar lunares sospechosos es la abreviación ABCDE: presencia de asimetría; bordes irregulares; colores (más de dos en la misma superficie); tamaño (diámetro mayor o igual a 6 mm) y evolución, es decir, variaciones en tamaño, forma, color o textura.”, comentó.

• Úlceras que no cicatrizan: Heridas persistentes en la piel o labios pueden ser indicativos de cáncer de piel.

• Manchas en las uñas: El cáncer de piel puede comenzar, incluso, en las uñas, manifestándose como una línea vertical oscura. Es clave estar atento ante cambios en la pigmentación.

• Picor persistente o dolor: Molestias crónicas en la piel sin causa aparente pueden ser señales de alerta.

Asimismo, Miranda entregó algunas recomendaciones para protegerse del sol. Entre ellas, aplicarse protector solar que tenga un FPS (factor de protección solar) de 30 o superior en todas las áreas expuestas al sol y volver a aplicarlo cada dos horas y después de nadar o sudar.

También sugiere utilizar ropa de manga larga, sombreros de ala ancha y lentes de sol con protección UV para cubrir la piel y evitar la exposición en horas peak de radiación solar (generalmente entre las 10:00 a.m. y las 4:00 p.m). En esa línea, agregó que se debe tener mayor precaución con niños, grupo especialmente vulnerable a los daños causados por el sol.

Finalmente, el doctor Miranda sostuvo que “es importante examinar la piel regularmente para detectar cualquier cambio en las manchas, lunares o lesiones, y consultar a un especialista si nota algo sospechoso. Por último, someterse a programas de chequeo con un dermatólogo, principalmente, en caso de antecedentes familiares de cáncer de piel o factores de riesgo adicionales, como piel fototipos 1 y 2, antecedentes de quemaduras solares graves o un gran número de lunares”. 

 
 
 
  Más Publicaciones
Cinco preparaciones para un almuerzo fresco en verano
Vacaciones y jet lag: Cómo lidiar con el desfase de horario
Omega 3 como un posible aliado para prevención y tratamiento del cáncer
Uno de cada cuatro chilenos presenta síntomas de ansiedad
C√°ncer de piel: Cinco se√Īales que no hay que ignorar
Doble presencia: Un problema que puede afectar en vacaciones
Cinco hábitos para prevenir la depresión
Efectos en la salud física y mental de dietas exprés

 

 
 


CHASQUIS - Razón Social: Goncalves Flores Udo Joao y Otra - Humberto Palza 3609, Casa 35, Arica - Teléfono: 58-2311577
Director Responsable: Udo João Gonçalves Flores - E-mail: director@chasquis.cl
Representante Legal: Udo João Gonçalves Flores - Todos los derechos reservados www.chasquis.cl