Ariqueños que superaron la crisis sanitaria: Emprendimientos con antídoto para la pandemia

Fecha : 12/01/2022
• Entre el 2019 y 2020, un 64% de las empresas disminuyó sus ventas, pero hay negocios que lograron crecer en este escenario adverso. Ese fue el caso de dos pymes de Arica.
 

Por Milay Gonçalves Landon
La crisis sanitaria por el Covid-19 no sólo afectó a la salud, sino que, además, impactó la economía del país. Locales cerrados por largas cuarentenas y aforos reducidos llevaron, incluso, a que muchas pymes cerraran sus puertas. Pero no todos vieron esta crisis como una amenaza.

Por el contrario, para algunos fue una oportunidad. De hecho, algunos encontraron el antídoto a esta pandemia. Es el caso de las pymes ariqueñas “The Burger Club” y “Cardamomo Manualidades”.

Las cifras, sin duda, muestran esta crisis sanitaria como un momento sombrío para el emprendimiento. De hecho, en un balance realizado por la Unidad de Estudios del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, “Análisis descriptivo del impacto de la pandemia sobre las empresas en Chile”, publicado en julio del 2021, se indica que, durante 2019 y 2020, un 64% de las empresas disminuyó sus ventas.

A pesar de este panorama oscuro para las pymes, los dueños y socios de dos emprendimientos ariqueños, “The Burger Club” y “Cardamomo Manualidades”, supieron enfrentar esta adversidad que no sólo afectó al país, sino que, además, tuvo un efecto mundial.

Juan Carlos Romero, doctor en Psicología de la Pontificia Universidad Católica de Chile, explicó que este crecimiento se debe a que “son jóvenes que han sabido levantar la propuesta comercial sobre la base de la información virtual”.

El uso de las redes sociales ha sido fundamental para estos dos emprendimientos ariqueños que tuvieron éxito en sus ventas desde el 2019 hasta el día de hoy.

CARDAMOMO MANUALIDADES
Daniela Alarcón Ojeda es trabajadora social y dueña de Cardamomo Manualidades. Su emprendimiento nació el año 2009 en Santiago, “no encontraba pega y empecé a buscar otras opciones. Y comencé a tejer a croché y hacia diferentes cosas y me empezó a ir bien”, comentó la emprendedora.

Con el éxito de ventas en Santiago, Alarcón tuvo que detener su negocio, porque encontró trabajo en Putre como trabajadora social, labor que ejerció aproximadamente ocho años, hasta el 2018, que llegó a Arica. Además de eso, esta profesional se embarazó: “Ahí comencé de nuevo con Cardamomo, pero le quise dar más enfoque al bordado”.

Al retomar su emprendimiento, importaba productos de China que no encontraba en Arica, sumado a los bordados que realizaba.

El año 2020, a pesar del oscuro escenario que se veía venir por la pandemia, sobre todo con los emprendimientos, Cardamomo Manualidades “fue un boom, como que explotó”, afirmó Alarcón.

“La verdad, yo no pensé que iba a ser tan llamativo para la gente, me empezaron a escribir muchas personas. Yo, en ese periodo, estaba embarazada, entonces, estaba en la casa y los clientes venían para acá. Me compraban la “aguja mágica”, todavía lo vendo. La gracia era que yo les enseñaba a usarlo (…) entonces, les gustaba, porque aprendían. Si bien no era una clase, se iban con un artículo que ya sabían cómo utilizarlo”, comentó Alarcón.

Ya teniendo a su hijo, esta pequeña empresaria tuvo que tomar más precauciones sanitarias para no exponerse. Por lo mismo, no recibió más clientes en su casa, sino que comenzó a realizar deliverys de sus productos, todos sanitizados, sobre todo en el periodo de las cuarentenas más extensas. “Mi pareja, en esa época, estaba con teletrabajo, pero igual salíamos escondidos a entregar las cosas, porque eran tantos pedidos que, a veces, no me daba el cuero como para entregar todo yo sola”, afirmó Alarcón.

Esta microempresaria afirmó que no recibió ningún beneficio que dio el Estado por la pandemia, pero sí se adjudicó el Capital Abeja Emprende a mediados del 2021. El proyecto que ganó tiene como objetivo ayudar, mediante el bordado, a todas las personas que han tenido algún problema con su salud mental durante la crisis sanitaria. Para esto, creó un kit llamado “Bordado Creativo”.

“Hay gente que no tiene problemas graves de salud mental, pero se siente más relajado y tranquilo al bordar”, afirmó la emprendedora.

Para Daniela Alarcón, emprender en medio de esta crisis sanitaria significó un constante aprendizaje, como el uso de las redes sociales y aprender a utilizar estrategias de marketing para atraer más clientes. Por otro lado, como mamá primeriza, aun así, ella considera que “fue algo súper positivo para mí, crecí mucho en la pandemia”.

“El bordado me salvó la vida. Estuve trabajando tres años en Sename en Putre, entonces, quedé saturadísima, un desgaste emocional tremendo. (…) Así que el bordado fue lo que me sanó de alguna forma de todo ese estrés y toda esa saturación que tenía en ese momento. Para mí, ha sido algo súper positivo, entonces, me gusta transmitirlo también a las otras personas”, concluyó Alarcón.

THE BURGER CLUB
Los ingenieros comerciales Salvatore Coluccio, Joaquín Contreras y Manuel Piñones se asociaron y crearon, en 2019, “The Burger Club”. Con una idea vanguardista de la hamburguesa de calidad en la ciudad de Arica.

En un principio, solamente realizaban delivery. “Cuando empezamos, sólo trabajábamos los tres socios más repartidores”, comentó Salvatore Coluccio.

Las redes sociales han sido la principal estrategia de ventas. “La gente nos promocionó mucho. Nunca pagamos publicidad”, aseguró Coluccio. Es que, además del manejo que tenían en las plataformas virtuales, la presentación de sus productos llamó la atención inmediatamente: Una caja que incluía una bebida, papas fritas y la hamburguesa.

En plena pandemia, estos tres socios apostaron por establecerse en pleno paseo 21 de mayo, en el centro de Arica. Algo maravilloso si las condiciones estuviesen normales ¿Pero, por qué en pandemia? “Nuestro deseo era tener esto”, respondió Coluccio.

Si bien la crisis sanitaria les afectó en gran parte, sobre todo en un comienzo, para Coluccio no fue el principal problema, ya que “tiene más responsabilidad el tema de una estacionalidad, que hay meses donde uno gasta más, otros donde gastas menos, pero no le veo algo negativo, para nada”.

The Burger Club nunca cerró sus puertas en pandemia, esto, gracias a la buena ubicación que tienen y porque innovan constantemente. En un comienzo, sólo vendían hamburguesas, hoy, tienen desayunos, wafles y ensaladas. Por esto, el universo de clientes aumentó.

“Nos hemos ganado el mercado. Normalmente, cuando nosotros tenemos poca gente, los de al lado tienen menos. A veces, en las tardes, tengo fila afuera y al frente tienen dos mesas. Quizás, a ellos sí les ha afectado, no solamente la pandemia, sino que hay más competidores y ellos sin ningún cambio”, comentó Coluccio.

Gracias al flujo constante de clientes, desde que se establecieron en el centro de Arica, los ingenieros comerciales no han tenido grandes dificultades económicas. Aún así, con los gastos que tienen, recibieron el Bono Pyme, beneficio que entregó el Estado por la crisis sanitaria. Por otra parte, ganaron un proyecto de Sercotec, el cual les ha permitido estar económicamente estables. Según Coluccio, “en general, siento que el apoyo que han dado ha sido un poquito tarde, pero no ha sido malo”.

LA LUZ AL FINAL DEL TÚNEL
Lo que tienen en común estos dos emprendimientos ariqueños, además de ser jóvenes, es que vieron en la innovación el principal tratamiento para sus negocios. Además, la búsqueda de nuevos aprendizajes, como es el caso del uso de las redes sociales, como una de las terapias estratégicas para el marketing.

El doctor en psicología, Juan Carlos Romero, explicó que “siempre estas situaciones críticas movilizan la capacidad de cambios que tenemos. Los cambios no sólo son posibles, sino que son inevitables y en todo orden de cosas, en la vida y en los procesos vitales”.

Por otro lado, Romero afirmó que, los jóvenes hicieron la diferencia, ya que “juegan con las variables. Saben que son duras, pero como no tienen una diferencia para comparar no hay pérdida, no hay desmotivación (...) Entonces, aprovechan todas las ventajas que trae esta marea baja, que luego vuelve y pilla a todos los otros emprendedores. Entonces, unos emprendedores pierden y otros florecen. Así son los negocios (…) Básicamente, es la capacidad de adaptación a las condiciones y aquí eso fue esencial”.

Hay un 64% de emprendimientos a nivel nacional que quedaron en la oscuridad, sin remedio ante esta crisis. Pero nada es imposible. Los socios de The Burger Club y la dueña de Cardamomo Manualidades lo demuestran. Estas dos pymes no están en la misma área de ventas, pero ambas lograron, pese a todo, salir a flote y encontrar el camino de salida de este túnel y el mejor antídoto a esta pandemia. 

 
 
 
  Más Publicaciones
Solicitan al gobierno decretar emergencia en el norte por hechos de violencia
En Chapiquiña desarrollan innovador proyecto de cultivo de papa en aeroponía
Habilitarán espacio deportivo en playa La Lisera
Convenio permitirá apoyar producción agropecuaria de la precordillera
Fiscalizan y previenen accidentes en playas de Arica
Puerto de Arica recibe a segundo crucero de la temporada con aduana sanitaria
Individuo es descubierto con ocho kilos de drogas tras ingresar por paso no habilitado
Logran sacar combustible de camión petrolero volcado en pampa Chucuyo

 

 
 


CHASQUIS - Razón Social: Goncalves Flores Udo Joao y Otra - Humberto Palza 3609, Casa 35, Arica - Teléfono: 58-2311577
Director Responsable: Udo João Gonçalves Flores - E-mail: director@chasquis.cl
Representante Legal: Udo João Gonçalves Flores - Todos los derechos reservados www.chasquis.cl