Alerta: Deuda de América Latina con FMI alcanza 79% de su PIB

Fecha : 11/02/2021
Por Danilo Díazgranados, Ingeniero financiero, especialista economía global y emprendimiento
 

El Fondo Monetario Internacional, en el marco de la crisis generada por la pandemia, puso a disposición de los países en todo el mundo líneas de crédito por la cantidad de 250.000 millones de dólares, para apoyar a los gobiernos a contrarrestar los efectos de la crisis sanitaria en sus economías.

Latinoamérica no se quedó atrás, y aprovechando la flexibilidad con la cual el FMI estaba otorgando los citados recursos, solicitó un total de 127.000 millones de dólares, lo que representa más de 50% del monto total asignado por el Fondo.

Kristina Georgieva, directora gerente del FMI, al ofrecer un balance sobre la gestión del organismo que lidera, felicitó a Latinoamérica, “por tomar medidas fiscales para contrarrestar la pandemia desde un primer momento, también usando diferentes instrumentos del Fondo como líneas de crédito o financiación de emergencia". Sin duda alguna, es un excelente reconocimiento a las políticas que al respecto han implementado los gobiernos regionales.

Los recursos dispuestos por el FMI tienen como finalidad ayudar a estabilizar la economía del país que solicite el apoyo financiero. Los programas desarrollados para afrontar las consecuencias económicas derivadas de la pandemia son a corto plazo. Es menester priorizar el gasto en salud y temas sociales, así como el apoyo a la liquidez y a los ingresos para las empresas y los hogares más afectados.

De igual manera, según las condiciones del FMI para el otorgamiento de estos créditos, la política monetaria debe ser lo más acomodaticia posible y, al mismo tiempo, ser consciente de los riesgos de inflación. En lo que respecta a la política para el sector financiero, esta debe tratar de evitar una contracción del crédito mientras mantiene la solidez de los balances. Menuda tarea tienen entonces los gobiernos para cumplir con todas y cada una de las condiciones del ente multilateral.

Unos 80 países tienen líneas de crédito abiertas con el FMI. En América Latina, Chile tiene un crédito de 23.000 millones de dólares, Perú 11.000 millones. México renovó su crédito de 61.000 millones. Centroamérica, a excepción de Belice, recibió también auxilios financieros. Costa Rica y Panamá, consideradas dos de las economías más prósperas de esta zona, entraron en el pool.

Brasil y Uruguay son dos de las economías que no han hecho uso de las facilidades que les ofrece el fondo para minimizar el impacto del paso del COVID-19 por sus geografías. Argentina no lo ha hecho, en razón de que en la actualidad discute las condiciones para un nuevo programa de rescate de su deuda. Y Venezuela mantiene diferencias de tipo ideológicas con el organismo.

Acerca de la posibilidad de que este nuevo endeudamiento traiga consigo una crisis de deuda en la región, la vocera del FMI indicó que esta ha crecido 10%, lo que representa actualmente 79% del PIB. El mayor peligro es el bajo crecimiento de la región, por lo que pidió reformas para reimpulsar la economía y no quedarse atrás a nivel global”.

Se hace entonces necesario que los gobiernos mantengan la prudencia y la sindéresis al momento de endeudarse más allá de sus capacidades de pago, y así evitar un colapso mayor en sus economías, las cuales se encuentras suficientemente debilitadas por el impacto de la pandemia. 

 
 
 
  Más Publicaciones
Lenguas indígenas y medios de comunicación
Golpes de calor y tensión del sistema sanitario
¬ŅQu√© queremos?
El pobre derecho a la privacidad
Alerta: Deuda de América Latina con FMI alcanza 79% de su PIB
Cáncer: Cómo evitar una pandemia silenciosa
Vacunas y expectativas económicas
Trabajando para reactivar el turismo

 

 
 


CHASQUIS - Razón Social: Goncalves Flores Udo Joao y Otra - Humberto Palza 3609, Casa 35, Arica - Teléfono: 58-2311577
Director Responsable: Udo João Gonçalves Flores - E-mail: director@chasquis.cl
Representante Legal: Udo João Gonçalves Flores - Todos los derechos reservados www.chasquis.cl